Esclavitud, Maslow, Plutocracia y Psicoterapia

Lo que sigue es una reproducción de un artículo publicado por mi maestro, el psiquiatra y analista junguiano Dr Gonzalo Himiob Almandoz. Trata de una reflexión que nos es muy necesaria en estos tiempos

No soy dado a publicar en la redes sociales. Posiblemente por timidez y pensar de que mi labor es en las aulas donde, al contacto directo con los alumnos nutro y me nutro, o quizás porque estoy harto de quienes se salen de sus límites convirtiéndose en profetas y expertos de lo que desconocen.
Lo que sigue nace de mis reflexiones y diagnósticos, psicológico y social, de la manipulación programada a la cual nos tiene sometidos el régimen actual en Venezuela y en la certeza de que el totalitarismo es incompatible con el crecimiento, el desarrollo personal y el pensamiento autónomo, responsable y creativo de los seres humanos.
1.- Esclavitud; Desde tiempos inmemoriales, en realidad nadie sabe como ni que la comenzó, la esclavitud ha servido de colchón amortiguador para que los más privilegiados se sirvieran del trabajo de sus siervos; estos eran (son?) objeto de los más crueles abusos y las más inhumanas transgresiones, servían a sus amos en sus necesidades y deseos, en contados casos lograban la libertad o posiciones de poder gracias a sus encantos y capacidades. A cambio, de favores y labores, se les ofrecía el mínimo necesario para su sobrevivencia sumisa y acrítica.
Cualquier similitud no es mera coincidencia
Sumeria, Egipto, Grecia, Roma, Persia etc, fueron imperios donde la esclavitud, nutrida por guerras y necesidades, prosperaron gracias a esa mano de obra.
La colonización de América fue testigo de uno de los más crueles comercios de esclavos originados y apoyados por los reinos europeos y santificados por Fray Bartolomé De Las Casas (1474-1566), mal llamado el Apóstol de las Indias, por considerar que los indios merecían protección y no los negros ya que estos no tenían alma, según la doctrina de la época.
Gracias a esta baratísima mano de obra pudieron prosperar las Colonias Americanas, desarrollarse la industria azucarera y la explotación del oro. Ocurrió entonces, que muchos europeos de orilla y prisioneros se alquilaron como esclavos por un tiempo para acumular capital y “hacer la América” bajo la tutela del creciente “Rey Azúcar”
Breve historia: En 1761 el Marqués de Pombal en Portugal decreta la abolición de la esclavitud. La Revolución Francesa la decreta el 4 de febrero de 1794, Estados Unidos de Norte América en 1789, desencadenándose la Guerra de Secesión.
Hay que destacar la Revolución de Haití que se inició en 1792 y fue pionera en América en la lucha por liberación de los esclavos.
En Venezuela José Gregorio Monagas el 24 de marzo de 1854, decreta la liberación de los esclavos.
El 2 de diciembre de 1949 es decretado por la ONU, el día mundial de la abolición de la esclavitud.
Pero, ¿Será cierto que este largo periplo ha abolido la esclavitud? Hoy somos testigos de los abusos de niños, de la trata de blancas. Del sometimiento cruel de etnias y personas con diferente credo, por los grupos de poder armados o fanatizados.
2. Sin embargo hay otra forma de sometimiento más sutil: la servidumbre ocasionada por la necesidad.
El Psicólogo y científico social Abraham Maslow (1908-1970) en 1943 en su obra “Theory of Human Needs” estableció una serie de categorías para las necesidades humanas, y las diagramó en una pirámide en cuya base se encuentran las más básicas; Fisiológicas (alimentación sueño, sed) de seguridad (física, de empleo, recursos, etc.)Afiliación (familia, pertenecia, identidad).
El un estrato medio, las necesidades de reconocimiento (éxito, confianza, auto-reconocimiento)
Y en estrato más elevado se encuentran las de autorrealización, (seguridad en si mismo, alteridad, reflexión creatividad y autonomía.
No se puede saltar etapas, esto lo saben los políticos y los manipuladores sociales; las usan para someter a la población a estas nuevas formas de esclavitud: Un pueblo hambriento es un pueblo dócil, que sólo se ocupa de tratar de satisfacer sus necesidades básicas y es por tanto un pueblo esclavo. Pero, no hay que someterlo tanto que se provoque un estallido social y el sometimiento se transforme en revolución.
En los regímenes totalitarios, de izquierda y de derecha, se crean artificialmente las necesidades; Así en los gobiernos de corte comunista o socialista de S.XXI. las necesidades son básicas para la gran masa poblacional y se crea una ilusión de logro cuando se obtiene algún bien o producto escaso; el rasero se hace en falta y gratificaciones simples.
En los de corte capitalista se hace por exceso: se promueven facilidades (préstamos, créditos, posiciones y status) y termina por crear una necesidad de supervivencia en valores de consumo: “tengo tres carros, una casa lujosa, un crédito el último aparato cibernético, etc., que me obligan a tener varios empleos o a inventarme cada día para poder cubrir las demandas.
3.- Plutocracia: Es el poder en manos de los más ricos. Esta es una paradoja presente en casi todos los gobiernos totalitarios, el poder reside en los que más tienen y se transforma en otra forma de esclavitud, los más ricos terminan siendo esclavos de su fortuna. El dinero pierde su cualidad metafórica y se transforma en un bien sin alma; es importante en sí mismo y no por el bienestar que me pueda traer, se cicla y recicla en un eterno tener por tener. Cual Midas el plutócrata se convierte en esclavo de su ambición y mientras más tiene más necesita.
Los jerarcas de los gobiernos Absolutistas terminan por aislarse y perder los valores humanos más preciados, sacrifican familia, libertad, seguridad, trascendencia, reflexión y posibilidades en aras del único bien válido: el dinero. Se llenan de, guardaespaldas, amantes mercenarias, de adulantes, etc., condenándose a su miseria aletargada.
4.- Psicoterapia.- Este es mi oficio, soy psiquiatra, psicoanalista y psicoterapeuta.
La psicoterapia tiene como objetivo la estimulación del crecimiento del Ser Humano: su libertad, autonomía, reflexión, interacción responsable con sus semejantes y el medio ambiente siendo creativo y cuestionador; ejercitante de la duda y crítica constructiva; consciente de sus deberes y derechos, para cumplirlos, ejercerlos y demandarlos, confiado en que sus reclamos serán oídos y respondidos.
Para esto se requiere seguridad y confianza y que las necesidades estén en el nivel superior establecido por Maslow. En este orden de ideas y en muy contadas ocasiones esta forma de desarrollo de la reflexión y el tratamientos de los conflictos del Ser Humano está condenada a desaparecer y para crear ese “Mundo Feliz” profetizado por Aldous Huxley en su libro homónimo, con la esperanza de que, como también plantea el autor, se preservará alguna lejana isla donde se puedan reunir las almas pensantes.
Así las cosas la psicoterapia, ahogada por la penurias económicas y la incapacidad de pacientes y terapeutas para pensar mas allá de la satisfacción de las necesidades básicas, está condenada a desaparecer y restringirse a los más ricos, quienes muchas veces no desarrollan la capacidad pensante que surge en la falta.
Así las cosas creo en la democracia como la única forma de convivencia a la cual debe acceder el Ser Humano para su realización. O es, al menos, sólo aquella en la cual quiero que mi familia y yo vivamos.

Gonzalo Himiob Almándoz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s